jueves, 11 de agosto de 2011

P. VICTORINO FIZ GALENDE


Victorino Fiz Galende, nació el 2 de Setiembre de 1902, en el pueblo Morales de Valverde, Provincia de Zamora y diócesis de Astorga (España). A muy temprana edad, ingresó en el seminario de Astorga, para cursar los años de latín y los cursos de filosofía y teología. En los años sucesivos, tomó las distintas órdenes menores. El 20 de Julio de 1926, adquirió el diaconado y el 1º de Agosto, la ordenación sacerdotal. En los cursos lectivos de 1926-1928, obtuvo la licenciatura de Teología en la Universidad de Valladolid. El 23 de Mayo de 1932, se le autorizó a venir a la diócesis de Santa Fe (Argentina).

En los años siguientes, asumió distintos cargos parroquiales: vicario, cooperador de la catedral de Rosario, vicario ecónomo respectivamente en Arroyo Seco, en Montes de Oca, en Bouquet, en Tortugas y en Chabás. En esas localidades, su dinamismo lo impulsó a construir capillas, ermitas, etc. Encaró la construcción de templos parroquiales, fundó Institutos de Primaria y Secundaria y lanzó revistas para la juventud.

En el año 1878, fue designado capellán de las religiosas Siervas de Jesús de Rosario, formó el Centro de Residentes Monteoquinos en Rosario, asesoró al Movimiento Evangélico de Caná y prestó su colaboración como confesor en la iglesia de San Cayetano. Entre los años 1980 y 1983, escribió dos pequeños libros: “Temas de religión con ejemplos” y “Llaves del Paraíso”. El 27 de Setiembre de 1984, el papa Juan Pablo II, le confirió el nombramiento de Prelado de Honor de su Santidad.

El 6 de Abril de 1989, falleció en Rosario. Sus restos fueron sepultados en el panteón del Círculo Católico de Obreros; pero, a pedido de la feligresía de Nuestra Señora de la Merced de Montes de Oca, fueron trasladados al cementerio de esa localidad.

El padre Carlos Alberto Costa, vicepostulador del presbítero Victorino Fiz Galente, concluye así esta biografía: “El Padre Victorino, fue un ejemplo de sencillez y de humildad, de dinamismo apostólico y de caridad al servicio del pueblo de Dios”.

Elsa Lorences de Llaneza

2 comentarios:

  1. Conoci al padre Victorino Fiz su sencillez,humildad y bondad trascendio su existencia ,recuerdo que al recibirme de medico me regalo un boligrafo y sus palabras con el mandato de tener que ser un buen profesional ,que son antorcha que guian mi vida ,que puedo decirles se que el padre es un santo y que desde el cielo sigue guiandonos y cuidandonos .

    ResponderEliminar
  2. Conocí al padre Victorino Fiz Galende en mi niñez muy de cerca, fue un santo y hoy desde donde este, lo sigue siendo. Doy fe de ello..!!

    ResponderEliminar